Cien Palabras ha cumplido 10 años. Gracias a todos.

Parece mentira. Hace diez años empece a escribir estos pequeños cuentos, y cree esta página para darlos a conocer. Al principio la intención era escribir uno cada día, pero al final la cosa se fue espaciando, lo que me remuerde la conciencia, pero que le vamos a hacer...

Os digo de verdad que intentaré ser más constante. Pero la voluntad es débil. Así que, como oí una vez: "No puedo aseguraros que lo intente, pero os aseguro que intentaré intentarlo."

Muchas, muchas gracias a todos. Gracias por leerme y, un poquito, por entenderme.


Jordi Cebrián


Éstos son mis cuentos de Cien Palabras.


Ocupan eso, 100 palabras exactas, sin contar el título.

Leed uno.
Despues otro.
Despacio, sin prisa.
Hay muchos, centenares de ellos.
Para sonreir, para reflexionar, para estremecerse...
Teneis tiempo, volved cuando querais.

30 diciembre, 2001

Rutina diaria

Cuando deja el trabajo compra bombones, o flores, y se acerca a casa de su madre. Desde que su padre murió, prefiere ir a verla un ratito cada día, y ella lo agradece. Luego llega a casa, poco antes que su mujer, que ha ido a buscar a los críos. Cenan juntos, y hablan de las cosas del día. Luego, casi cada noche, sale un rato a pasear, por que le gusta andar un poco antes de ir a dormir. En la calle, mientras camina por las aceras desiertas, saca las llaves del bolsillo y ralla todos los coches aparcados.

4 comentarios:

ADRIANA BEATRIZ VICENTE dijo...

me gusto, me gusto poder observar su vida oculta. Sí, sí todos tenemos un "yo" en la sombra

Anónimo dijo...

Por favor, la página es excelente pero este cuento tiene dos faltas de ortografía.
Revísenlas, por favor.
Saludos

Anónimo dijo...

Me produjo cierta angustia :( este yo en la sombra tan perjudicial para un tercero(s). He descubierto tu Blog. Estaré paseando un tiempo por aquí leyendo, aunque no comente. Intento aprender. Un saludo.

Letras.

perth dijo...

Hay otro cuento igual a éste, algo más largo. ¿Plagio?