Cien Palabras ha cumplido 10 años. Gracias a todos.

Parece mentira. Hace diez años empece a escribir estos pequeños cuentos, y cree esta página para darlos a conocer. Al principio la intención era escribir uno cada día, pero al final la cosa se fue espaciando, lo que me remuerde la conciencia, pero que le vamos a hacer...

Os digo de verdad que intentaré ser más constante. Pero la voluntad es débil. Así que, como oí una vez: "No puedo aseguraros que lo intente, pero os aseguro que intentaré intentarlo."

Muchas, muchas gracias a todos. Gracias por leerme y, un poquito, por entenderme.


Jordi Cebrián


Éstos son mis cuentos de Cien Palabras.


Ocupan eso, 100 palabras exactas, sin contar el título.

Leed uno.
Despues otro.
Despacio, sin prisa.
Hay muchos, centenares de ellos.
Para sonreir, para reflexionar, para estremecerse...
Teneis tiempo, volved cuando querais.

25 agosto, 2007

Confrontación política

El presidente y el jefe de la oposición, se lamentan ahora de haber aprobado esa estúpida ley, pero ya no pueden echarse atrás. En su momento pareció un buen sistema para solventar las discrepancias políticas cuando las votaciones no fueran suficientes. Ahora que debe aplicarse, hay gran expectación, y todas las televisiones lo transmitirán en directo. Ambos están en el centro del hemiciclo, ante las miradas atentas de los diputados. Espalda contra espalda, avanzarán ocho pasos cada uno, y podrán girarse y disparar, y dejar claro de una vez quien tiene razón y quien será enterrado con todos los honores.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

http://venezolanita.un-clic-por-el-bosque.com

La Marmota dijo...

jeje... muy bueno! Me ha recordado un cuento de hace algunos años del periodista y escritor, Jordi Viader (que hace años que no publica nada)... una pena. El libro se llama "Ni una gota de sang Xarnega" y hay un cuento sobre amores imposibles que me has recordado tú mediante este cuento. Un saludo,
Anna

Graciela L Arguello dijo...

Me gustó no sólo el cuento sino la idea misma de esa legislación, porque no sé en tu país, pero en el mío, si pudiéramos ir librándonos así de los políticos, todos tendríamos mejor calidad de vida. ;D
Un abrazo, Graciela